Poco te pido y sin en cambio mucho es lo que te ofrezco. Dame un mínimo de luz y haré el mundo tuyo. Grande es mi valor, pues ni mil palabras me pueden superar.